15 jun. 2012

092 VS 112: LA TENSIÓN SE PALPA HASTA EN LAS CAMPAÑAS DE SAN FERMÍN

Pasa desapercibido junto a la  impactante figura del saltador, la advertencia municipal y el huevo roto en pedazos. Pero está ahí, en la esquina inferior derecha, marcando el territorio, al lado de una leyenda en la que puede leerse ‘Local Police’ (Policía Local) y la dirección de la web del Ayuntamiento de Pamplona (www.pamplona.es). No es el 112, sino el 092, el número de teléfono de la Policía Municipal.

El Consistorio anunció ayer el lanzamiento de una nueva campaña entre los operadores turísticos de Australia, Gran Bretaña y Nueva Zelanda para poner freno a los saltos desde la fuente de Navarrería el 6 de julio. “No, no lo hagas. Esta actividad (...) está oficialmente prohibida. No es una tradición local de San Fermín. Cada año, varios turistas resultan heridos seriamente. Hay multas para aquéllos que saltan desde la fuente”, subrayan los carteles, que también se distribuirán en los campings navarros y en los establecimientos de hostelería situados en la zona donde, año tras año, se suceden los accidentes.

Según distintas fuentes, la iniciativa “ha sido promovida por el Área de Seguridad Ciudadana”, de la que depende el Cuerpo local. Tal vez eso ayude a comprender por qué se ha optado por publicitar el teléfono de la Policía Municipal ante posibles incidencias y no el de emergencias del 112-SOS Navarra, que gestiona el Ejecutivo foral.

Casualidad o no, lo cierto es que la campaña se ha dado a conocer en medio del conflicto que viven los cuerpos locales navarros, la Guardia Civil y la Policía Nacional con el Departamento de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior tras la aplicación “de forma unilateral” y “sin previo aviso” del nuevo protocolo del 112-SOS Navarra, dado a conocer por El Informador el pasado 3 de abril. Un documento que obliga a “derivar” todas las incidencias relevantes de la Agencia Navarra de Emergencias a la Policía Foral y que otorga a ésta la posibilidad de cubrirlas o de trasladarlas posteriormente a otras fuerzas de seguridad. Como ya explicó este medio, la Policía Municipal de la capital navarra está repartiendo tarjetas del 092 entre los ciudadanos “para urgencias policiales”.

Un día antes, el ya ex consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno foral, Roberto Jiménez, avivó la polémica al declarar que el nuevo sistema está ayudando a ganar en “inmediatez y eficacia”, justo lo contrario de lo que denuncian la mayor parte de las policías municipales y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Porque a juicio de éstos, está generando “retrasos y duplicidades”. Ahora habrá que ver si el sustituto de Jiménez sigue la línea marcada por éste o si busca el consenso de todos para acabar de una vez con las tensiones.

NOTA EDITORIAL: El Informador no pretende frivolizar ante la crisis político-económico-social que vive Navarra en estos momentos. Pero a veces, los pequeños detalles resultan reveladores...