8 may. 2012

LA DIRECTORA DE INTERIOR MANTENDRÁ EL PROTOCOLO DEL 112, AUNQUE LOS CUERPOS LOCALES "CONOCERÁN" LAS INCIDENCIAS DE SUS MUNICIPIOS

Durante la reunión mantenida ayer entre casi todos los jefes de las policías municipales de Navarra y la directora general de Justicia e Interior del Gobierno navarro, Inmaculada Jurío, ésta les explicó que el polémico documento seguirá en vigor, aunque les dijo que, a partir de ahora, la Policía Foral les "comunicará" las incidencias de relevancia que sucedan "en sus localidades". Algunos se muestran escépticos porque el compromiso "no quedó suscrito" y, sobre todo, "porque el día a día es muy distinto y habrá que ver en qué se plasman las buenas intenciones" de Jurío. Pero la mayor parte ha optado por dar "un cierto voto de confianza" a la directora general de Justicia e Interior, que depende de Roberto Jiménez.


El Gobierno de Navarra no tiene previsto modificar por ahora el nuevo protocolo del 112-SOS Navarra, que obliga a trasladar todas las incidencias relevantes en un primer momento al Centro de Mando y Coordinación (CMC) de la Policía Foral, que posteriormente decide si las cubre o las traslada a otro cuerpo. Según ha sabido El Informador, así se lo comunicó ayer la directora general de Justicia e Interior del Ejecutivo navarro, Inmaculada Jurío, a los jefes de los cuerpos policiales locales durante un encuentro celebrado en el Palacio de Navarra a petición de éstos, que desveló este medio el pasado 2 de mayo. A juicio de la mayor parte de las policías municipales, el nuevo sistema se ha aplicado “de forma unilateral y sin previo aviso” y está causando presuntas “demoras y duplicidades” en algunas intervenciones porque “no se basa en el principio básico de que actúe quien tenga efectivos más cerca del lugar de los hechos”, como sucedía “hasta ahora”.

Sin embargo, las fuentes consultadas apuntaron que Jurío mostró “una buena predisposición” para buscar soluciones al conflicto interno suscitado por la entrada en vigor del documento el pasado mes de febrero, cuya existencia dio a conocer El Informador el 3 de abril. Al parecer, la directora general de Justicia e Interior, que estuvo acompañada por el máximo responsable del Cuerpo autonómico, Gerardo Goñi, y por el director de Seguridad Pública, indicó a los jefes de los cuerpos locales que el CMC les tendrá "más en cuenta" y les comunicará “las incidencias que se produzcan en sus localidades”.

El compromiso “no quedó rubricado por escrito”, por lo que los responsables policiales más críticos se mostraron “escépticos” con el “pequeño paso” dado por Jurío, que les emplazó a mantener una nueva sesión “dentro de un mes o mes y medio para ver cómo evoluciona la situación”.

Ahora bien, en líneas generales todos los presentes mostraron su “deseo" de intentar “ofrecer el mejor servicio posible a los ciudadanos” y de “acabar con las discrepancias”, aunque las policías municipales trasladaron a la directora general de Justicia e Interior su “malestar” por la medida, tal y como avanzó este medio.

“Interior insiste en que el 112-SOS Navarra es un teléfono del Gobierno navarro y que lo gestiona la Policía Foral, cuando realmente es un servicio que mantienen todos los ciudadanos con sus impuestos para poder recibir la atención más rápida posible, que es lo que nos demandan”, señalaron algunos de los asistentes.


Al menos, muchos de ellos han optado por dar un “cierto voto de confianza” a la directora general de Justicia e Interior tras escuchar sus valoraciones. “Ha hablado con tono conciliador y ha comentado que el CMC avisará a los cuerpos locales cuando haya incidencias de relevancia, aunque habrá que ver en qué se traduce luego este tema, si realmente se lleva a la práctica y en qué se plasman las buenas intenciones de Jurío. Porque también es cierto que el texto no se modificará por ahora y que el día a día es otra cosa muy distinta. En la Policía Foral están equivocados, porque los cuerpos municipales saben perfectamente que su función no es investigar asesinatos, pero tampoco regular exclusivamente el tráfico como pretenden algunos. Sin embargo, los agentes locales muchas veces pueden ser los más rápidos en llegar a emergencias de gran importancia porque a menudo son los que tienen gente más cerca. Y pueden hacer una labor previa importante, aunque la Policía Foral, el Cuerpo Nacional de Policía o la Guardia Civil dirijan luego la investigación. Los cuerpos locales pueden buscar testigos, acordonar la zona o hacer una primera valoración del caso hasta que llegan los efectivos de las unidades de Policía Judicial. Ese trabajo no se puede obviar de la noche a la mañana porque, precisamente, perjudica la calidad del servicio”, destacaron las fuentes consultadas.

Desde su punto de vista, en estos momentos se está “perdiendo tiempo en la capacidad de respuesta”: “Entre que el CMC decide si moviliza a efectivos o si traslada las incidencias a otras fuerzas de seguridad, la intervención se puede retrasar unos minutos que pueden ser cruciales para resolver muchas situaciones delicadas”, concluyen.