28 may. 2012

DETIENEN POR TERCERA VEZ EN MES Y MEDIO AL MISMO VARÓN POR ROBAR PRESUNTAMENTE EN NAVES DEL POLÍGONO DE ITURRONDO

Por tercera vez en mes y medio, agentes de la Policía Municipal de Burlada han detenido al mismo varón mientras robaba presuntamente en una nave del polígono industrial de Iturrondo, ubicado en la localidad navarra, y con igual 'modus operandi'. En principio, se le atribuye un delito de "robo con fuerza y escalamiento".

Según informó el propio Cuerpo policial, un vigilante de una empresa de la zona alertó la pasada madrugada a la Policía Municipal de que había sorprendido a un individuo que, tras "haber cortado varias mangueras de cable eléctrico", estaba supuestamente "manipulando" unas baterías en el interior de una nave. Al parecer, se dio a la fuga "saltando la valla que rodea el perímetro de la compañía".

Varios agentes inspeccionaron "detenidamente" el lugar y realizaron "una batida por los alrededores". Al llegar al cruce de Ejercicios, se toparon con una persona que respondía "exactamente" con la descripción facilitada por el vigilante. "Se encontraba nervioso, sudoroso y jadeante. Asimismo, presentaba las manos manchadas de grasa y algunos arañazos por el cuerpo", apuntaron desde la Policía Municipal de Burlada.

Acto seguido, los efectivos "procedieron a su identificación y cacheo" y le requisaron "una navaja", que presuntamente portaba "en un bolsillo". Finalmente, "el vigilante de seguridad reconoció a ese individuo sin ningún género de duda como la persona que se encontraba en el interior de la nave". De ahí que fuera arrestado y puesto a disposición judicial.

DETENIDO HACE QUINCE DÍAS

Hace 15 días, fue detenido igualmente después de que otro vigilante avisara de que había visto cómo un varón accedía a una nave "saltando la valla". Aunque varios policías "inspeccionaron" el lugar indicado en un primer momento, no observaron "nada anormal". Pero poco después, durante un dispositivo de vigilancia "habitual", los agentes avistaron junto a otra empresa de la zona un vehículo que "hacía un mes aproximadamente" había sido utilizado para "transportar chatarra robada".

Tras hallar "restos de perfilería metálica" junto a la valla que delimita el recinto de la compañía, los agentes pasaron al interior. Y debajo de un contenedor encontraron al mismo hombre, que también había sido arrestado treinta días atrás por el mismo motivo.

El implicado declaró que cogía chatarra "para venderla" porque no tenía "para comer", y admitió "que había sacado los perfiles" descubiertos. Al mirar en su coche, los policías lo vieron "repleto de rejillas de aluminio", por lo que fue detenido y puesto a disposición judicial junto a su vehículo.