24 abr. 2012

TODOS LOS GRUPOS MUNICIPALES DE PAMPLONA DAN LA ESPALDA AL COMEDOR PARÍS 365 Y LE DEJAN SIN PARTIDA NOMINATIVA PARA 2012

Aunque la Fundación Gizakia Herritar, que gestiona el centro, solicitó 20.000 euros para hacer frente al "incremento constante" de la demanda de desayunos, comidas y cenas registrado tras el estallido de la crisis, ningún partido político se hizo eco de su reclamación en el último pleno del Ayuntamiento, en el que se votaron las enmiendas nominativas a entidades sociales, culturales y deportivas. En su instancia, reproducida por El Informador, los responsables del local hacían hincapié en que, ante la actual coyuntura, es necesario "un gran acuerdo social entre las instituciones públicas, partidos políticos y la ciudadanía para cubrir las necesidades de esa parte de la sociedad navarra más débil y desamparada". Y resaltaban que ésta "debe ser la prioridad de todos los representantes, sin distinción de colores o adscripciones políticas".





















Poco parece importar a la clase política que en noviembre de 2011, la Fundación Gizakia Herritar, que gestiona el Comedor Solidario París 365 de Pamplona, alertara de que la demanda de desayunos, comidas y cenas en el local había crecido "en torno a un 30 por ciento" con respecto a 2010, ni que en el primer trimestre de este año se haya vuelto a constatar otro aumento "del 15 por ciento" si se comparan las cifras con el mismo período de 2011. A pesar de que hace cinco meses el presidente de la entidad, Patxi Lasa, ya resaltó que la situación se estaba volviendo "insostenible" para las personas más desfavorecidas y en situación de pobreza o exclusión social, muchas de ellas "autóctonas", los grupos municipales con representación en el Consistorio han dado la espalda a la entidad.

Porque, según ha sabido El Informador, "ningún partido" ofreció su apoyo a los responsables del comedor a la hora de incluirlo o proponerlo entre las entidades beneficiarias de las partidas nominativas que se aprobaron en el pleno municipal del pasado viernes, tras la prórroga de los Presupuestos de la capital navarra de 2011 para este ejercicio. Diferentes asociaciones sociales, culturales o deportivas de Pamplona sí contarán con ayudas, pero la Fundación Gizakia Herritar se ha quedado fuera de la lista. "En las Cuentas de este año, sí se habían mantenido las convocatorias de subvenciones, pero no las ayudas a entidades concretas, que debían negociarse mediante enmiendas. Las diferencias entre partidos impidieron atender las necesidades de quienes más sufren. Si hubieran querido de verdad, se habrían puesto de acuerdo enseguida", sostienen las fuentes consultadas.

"Tras conocer" que en la sesión plenaria se iba a abordar este tema, los coordinadores del Comedor Solidario París 365, que da una media de 2.400 comidas y cenas al mes a más de 100 personas, presentaron una instancia formal en el Registro General del Consistorio el pasado día 18, miércoles, en la que pedían "20.000 euros" , un dinero con el que se puede cubrir aproximadamente los gastos durante mes y medio y que supone algo menos del 5 por ciento de su presupuesto anual, cifrado en unos 430.000 euros.

En el documento, reproducido por este medio y firmado por Lasa, se recordaba que el centro proporciona "tres comidas los 365 días del año a aquellas ciudadanas y ciudadanos que, como consecuencia de la crisis, no pueden acceder a una alimentación aceptable", y que desde su inauguración en junio de 2009 "ha compartido más de 65.000 comidas y cenas elaboradas en sus cocinas y 32.500 desayunos a través de bolsas de alimentos no perecederos". También resaltaba la "inmediatez" de su respuesta, ya que en la mayoría de las ocasiones "no se tarda más de 7 días en dar acceso a las personas usuarias que precisan el servicio", y subrayaba que "en un 15 por ciento de los casos", la atención se concede "el mismo día", mediante "el procedimiento de urgencia que está establecido".

"Atendemos permanentemente necesidades de urgencia que demandan diferentes servicios y departamentos como la Unidad de Protección y Acción Social -UPAS-, el Servicio de Atención a la Mujer, los Servicios Sociales de Base o el albergue municipal, que posteriormente son cubiertos con los propios recursos del Ayuntamiento de Pamplona", destaca el texto.

Así mismo, los responsables de la Fundación Gizakia Herritar remarcaban que el local "completa la oferta de los comedores sociales del Consistorio -Oscus y Trinitarios-", pese a lo cual "no se cubre el 100 por cien de la demanda real que en estos momentos precisa la ciudadanía de Pamplona", que "lamentablemente se incrementará en los próximos meses".

En este sentido, hacían especial hincapié en que es necesario "un gran acuerdo social entre las instituciones públicas, partidos políticos y la ciudadanía para cubrir las necesidades de esa parte de la sociedad navarra más débil y desamparada".

"Ésta debe ser la prioridad de todos los representantes de la ciudadanía, sin distinción de colores o adscripciones políticas, y de las instituciones públicas que velan por el bienestar de los navarros y navarras, que deberían considerar discriminar positivamente a aquellas entidades de utilidad pública e interés general que día a día trabajan contra la pobreza y la exclusión social en Navarra, facilitando y complementando servicios y recursos que, por diferentes causas, no pueden cubrir en estos momentos los servicios municipales al completo. Pero sí pueden contribuir a su mantenimiento a través de las correspondientes partidas nominativas y sus correspondientes convenios para aquellas entidades sociales como la nuestra, que no tienen encaje en las actuales convocatorias de concursos competitivos, pero que realizan una contrastable y eficaz lucha contra la pobreza y la exclusión social en la ciudad", resalta la instancia.

CONTACTO CON TODOS LOS PARTIDOS
"Por si acaso", al día siguiente se envió un escrito formal por correo electrónico "a todos los partidos políticos" -UPN, NaBai, PSN, Bildu, PPN e Izquierda-Ezkerra-. Las fuentes con las que ha contactado este medio apuntan que "muchos leyeron el mensaje", porque "hubo notificaciones de acuse de recibo". Pero a la hora de la verdad, regionalistas y socialistas no contaron con el Comedor Solidario París 365 en sus propuestas, mientras que NaBai, Bildu, Izquierda-Ezkerra y PPN, que se abstuvieron en la votación, "tampoco" escucharon a los dirigentes de la fundación. A pesar de los problemas que sufren quienes acuden cada día al centro, los grupos municipales miraron hacia otro lado.


"Las partidas nominativas son precisamente para entidades como el Comedor Solidario París 365, ya que cuando luego salen los concursos por áreas y actividades, no se puede optar a nuevas ayudas porque el Consistorio no convoca uno específico para comedores. Algunos como el PSN alegaron que sus concejales ya habían cerrado sus enmiendas, mientras que otros como NaBai se escudaron en su rechazo a este tipo de ayudas porque, según argumentaron, luego sirven para manipular a quienes las reciben", apuntan estas fuentes.

La Fundación Gizakia Herritar también mantiene abiertos el Txoko París 365, un espacio de esparcimiento y ocio situado en el número 4 de la calle San Lorenzo, y el Txoko-Txiki París 365, ubicado en el número 67 de la calle de Descalzos. Cuenta con varias viviendas comunitarias de dos habitaciones cada una y ofrece talleres y asesoría jurídica "a inmigrantes y personas en situación de exclusión social", entre otras actividades.

A finales de 2011, el 49 por ciento de las personas que solicitaba su ayuda procedía de países latinoamericanos; el 30 por ciento era de origen autóctono, aunque esta cifra "ha subido últimamente"; el 15 por ciento, magrebí o subsahariano; y el 6 por ciento restante, de Europa del Este. Así mismo, el 8 por ciento padecía enfermedades crónicas.

LAS POSTURAS DE LOS GRUPOS MUNICIPALES
Tras la prórroga de las Cuentas municipales para este año, el equipo de Gobierno de UPN realizó su propuesta de partidas nominativas no prorrogadas, a la que el PSN presentó 25 enmiendas. Todas salieron adelante con el visto bueno de ambas formaciones, mientras que el resto se abstuvo.

Por parte de UPN, la primera teniente de alcalde, Ana Elizalde, señaló que su grupo había apoyado las enmiendas del PSN porque "cumplen con los criterios de solvencia económica", "no conllevan un incremento del gasto corriente" y eran "acordes con la situación de crisis económica".


Desde NaBai, Javier Leoz defendió una enmienda de sustitución contra la práctica totalidad de la propuesta de UPN, que fue rechazada. Leoz afirmó que las subvenciones nominativas "deben ser excepciones y no la regla", al tiempo que acusó a los regionalistas de "comportamiento sectario" a la hora de destinarlas. Igualmente, valoró que "es más necesario ser equitativos con todas las asociaciones y que todas las entidades puedan acudir a convocatorias".

Jorge Mori (PSN) indicó que los socialistas habían intentado "recuperar el equilibrio" que no encontraban "en la propuesta de UPN" y apuntó que la "más importante" de sus enmiendas se dirige a "empleo social", con una propuesta de 200.000 euros. Igualmente, aludió a las partidas conseguidas para la Escuela Navarra de Teatro o el Olentzero, entre otros ejemplos -la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona también resultó beneficiaria-.

Además, la portavoz municipal de Bildu, Eva Aranguren, mostró su rechazo a la iniciativa de UPN porque su grupo "discrepa de la distribución económica y de la justificación" de algunas subvenciones. "No estamos de acuerdo con la criba arbitraria a la hora de repartir el montante total", valoró. Aranguren criticó la "intención" de los regionalistas de "premiar a determinadas asociaciones en función de simpatías ideológicas".

La concejal de Izquierda-Ezkerra, Edurne Eguino, manifestó su malestar por considerar que se había perdido "la ocasión de analizar la realidad en cuanto a las subvenciones nominativas" y porque, a su juicio, parecía que las propuestas habían sido "pactadas entre UPN y PSN". "No estamos de acuerdo con las reglas del juego ni con las cartas marcadas", agregó.

Finalmente, el concejal del PPN José Núñez se limitó a decir que su grupo había mantenido contacto con "todas las asociaciones" para "conocer sus proyectos".

Pero lo cierto es que, entre tanto, los grupos municipales se olvidaron de las urgencias que padece el Comedor Solidario París 365, cuya labor se antoja crucial para la supervivencia de decenas de personas de la Comunidad foral.