6 abr. 2012

EL AYUNTAMIENTO DE CASTEJÓN "PARALIZA" UN PROYECTO PRIVADO PARA CONSTRUIR UNA MEZQUITA "CON MINARETE"

A finales de 2010, representantes de la comunidad islámica aseguraron a distintos concejales que "habían adquirido los terrenos hacía tiempo, que ya tenían diseñado el proyecto" y que, según su versión, recibieron "la licencia de obras" del anterior equipo de gobierno municipal, liderado por Francisco Javier Sanz (PSN). Sin embargo, ni Sanz ni la actual alcaldesa, la también socialista Yolanda Manrique, "han facilitado al resto de fuerzas políticas el expediente". En un pleno reciente, Manrique se limitó a afirmar que la mezquita "está paralizada y bajo estudio" porque su tramitación se "inició en la pasada legislatura". El 85 por ciento de los inmigrantes de la localidad, unos 930 de más de 1.100, procede del Magreb.


El Ayuntamiento navarro de Castejón mantiene "paralizado" y "bajo estudio" un proyecto para construir una mezquita tradicional con minarete en unos "terrenos privados adquiridos hace tiempo" por "la comunidad islámica", que aglutina "al 85 por ciento" de los inmigrantes de la localidad -unos 930 de más de 1.100-. Al parecer, a finales de 2010 los representantes de este colectivo transmitieron a varios concejales que "el proyecto arquitectónico ya estaba diseñado" y que supuestamente contaba con "una licencia de obras concedida por el anterior equipo de gobierno", liderado por el socialista Francisco Javier Sanz. Desde entonces, el silencio en torno a esta mezquita, que se ubicaría en el número 2 de la calle de Francisco De Goya, se ha instaurado en el Consistorio, cuya alcaldesa actual es Yolanda Manrique, también del PSN. Su emplazamiento dentro de Castejón puede verse en el mapa superior, donde aparece indicado con un punto rojo y la letra A, a escasa distancia de las vías del tren (la imagen puede ampliarse).

A pesar de que distintas fuerzas políticas han solicitado la "documentación" del expediente hasta en dos ocasiones para averiguar "en qué fase está", fuentes municipales han explicado a El Informador que "ni Sanz ni Manrique la han facilitado" hasta ahora. Y añaden que sus explicaciones "han sido mínimas". El problema resulta evidente si se tiene en cuenta que más del 20 por ciento de los vecinos de Castejón, cuya población ronda los 4.310 habitantes, profesa el Islam. Además, al parecer los promotores no descartan emprender acciones legales contra el Ayuntamiento "porque ya han invertido un dinero importante".

Las tensiones comenzaron "con Sanz" como primer edil, cuando miembros de la comunidad islámica trasladaron su "preocupación" por la "falta de avances" a varios concejales, que desconocían la existencia de esta iniciativa privada -los socialistas y UPN cuentan actualmente con cuatro ediles, Izquierda-Ezkerra con dos y Unidad Popular Socialista Castejonera (UPSC-KHBS) con uno-. Fue en esas conversaciones cuando, supuestamente, les precisaron que el proyecto "se había presentado hacía tiempo y que tenía licencia de obras, aunque no podían comenzar los trabajos".

Pero la versión ofrecida en aquel momento por el exalcalde de Castejón fue más que escueta: "En un pleno respondió que no sabía de qué le hablaban. Había vecinos que querían presentar alegaciones y que mostraban una cierta sensación de rechazo, sobre todo porque no sabían si la mezquita conllevaría algún tipo de coste extra a la localidad. Entonces, se solicitó la información del expediente, pero no la entregaron", recuerdan las fuentes consultadas.

Con la llegada de las elecciones municipales y forales del pasado 22 de mayo, la construcción de la mezquita pasó a un segundo plano. Y la alcaldía recayó en Yolanda Manrique, quien en estos meses "tampoco ha aportado nuevos datos al respecto". "Sólo dijo en un pleno reciente que estaba paralizada y bajo estudio porque se trataba de un proyecto de la anterior legislatura. También se le ha pedido la documentación y aún no la ha facilitado. Nadie sabe si el proyecto aparece recogido en el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS), que data precisamente de 2010", agregan.