20 abr. 2012

APARECEN "MÁS DE 30 COCHES" CON "UNA LUNA ROTA" EN UNOS GARAJES COMUNES DE LA PLAZA RAFAEL ALBERTI DE BARAÑÁIN

Detrás de estos hechos podría estar "un grupo que comete pequeños robos", aunque tampoco se descarta que los autores "principalmente buscaran causar daños". Según ha sabido El Informador, a pesar de la magnitud de los desperfectos los delincuentes "sólo se llevaron algún radio-CD extraíble, no los objetos tecnológicos de más valor".


Los vecinos de varios portales de la plaza Rafael Alberti de Barañáin se despertaron este viernes con una desagradable sorpresa: "más de 30 coches" aparcados en la primera y la segunda planta de sus garajes mancomunados aparecieron "con una luna rota" y "con todos los documentos desperdigados". Sin embargo, llama la atención que los delincuentes "apenas robaron nada, salvo algún radio-CD extraíble, y dejaron los objetos tecnológicos de más valor intactos". Algunas fuentes intuyen que detrás de estas acciones podría estar un "grupo de ladrones que comete pequeños robos en la Comarca de Pamplona", aunque este extremo aún no se ha confirmado, de modo que tampoco se descarta que los autores "principalmente buscaran causar daños".

"Es un suceso algo raro. Había bastantes vehículos de cierto nivel adquisitivo. Parece que fracturaron los cristales haciendo palancas. Esa clase de ladrones suele ir a por cosas concretas. Entonces, o sólo querían dinero y algún objeto muy fácil de extraer o provocar desperfectos. Porque para forzar tantos vehículos necesitas o bastantes personas o bastante tiempo. Y liar todo eso para luego no coger nada...", afirman distintas fuentes a El Informador.

Los implicados actuaron de madrugada, pero por el momento se desconoce la hora exacta. De hecho, fue un vecino quien alertó a la Policía Municipal de la localidad en torno a las cinco y media de la madrugada. Al parecer, vio los destrozos en los vehículos estacionados cuando salía de su casa.

Agentes de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil se hicieron cargo de la investigación, que permanece "abierta". La mayor parte de los afectados ya ha denunciado los desperfectos ocasionados en sus vehículos.

Los primeros indicios apuntan a que los delincuentes entraron al garaje desde el portal número 7, ya que era el único de la plaza "que tenía la cerradura algo forzada". "Los demás estaban intactos, pero en ése había algunas marcas", apuntan varios vecinos. No se descarta que para acceder al interior emplearan un "destornillador" o "algún otro objeto similar".

Sin embargo, la sensación de confusión entre los afectados llegó al analizar los destrozos. "Todos los coches tenían una de sus lunas delanteras rotas. Las guanteras estaban abiertas y los papeles revueltos. Pero lo extraño es que casi todos los objetos de más valor estaban intactos y en su sitio: los equipos de música integrados en los cuadros, los GPS, los 'kits' de manos libres… Sólo se llevaron algún radio-CD extraíble", agregan estos afectados.